Grados de Funcionalidad de la Personalidad


Autor: https://ehumana.wordpress.com

 

Iniciemos recapitulando lo que en cierta ocasión enunciábamos sobre el término de salud mental; decíamos que inicialmente no es un estado permanente sino un proceso dinámico que puede comprenderse como el bienestar resultante de la objetiva interacción de factores internos y externos del individuo.

Bienestar que puede ser evidenciado por la capacidad de adaptación y de participación dentro de un contexto particular. No implica ser inmune a las tensiones y opresiones de la vida; de vez en cuando se lucha con impulsos contradictorios, se afrontan crisis y se sienten emociones desagradables, pero en general se lleva una existencia placentera y satisfactoria.

Este proceso óptimo nos permitirá realizar tres acciones trascendentales dentro del desarrollo humano:

  1. Afrontar de la mejor manera posible a las adversidades
  2. Resistir y recuperarse de las circunstancias difíciles
  3. Crecer y superar tales desafíos

Sin embargo, la salud mental no sólo depende de la persona misma, sino que está influida también por factores de la vida social y la economía. Siendo así que cada individuo afronta su realidad, y a los diferentes desafíos de la vida, con sus características particulares; recurriendo al conjunto de sus habilidades y debilidades como ente bio-psico-socio-espíritual.

Es así que se manifiestan los siguientes grados de funcionalidad, o de respuesta a nuestro medio:

Funcionalidad Reactiva Apropiada: Se manifiesta como la respuesta que se proporciona a determinado estímulo y/o fenómeno interno o externo, en común acuerdo a su intensidad y magnitud. Por ejemplo, ante una amenaza de asalto buscaremos un resguardo apropiado.

Funcionalidad Reactiva Neurótica: Compréndase como neurosis al conjunto de aquellas emociones, pensamientos y acciones inadaptadas, provocando deterioro social y laboral, así como de otras áreas importantes para el individuo. En psicología clínica se puede comprender como aquellas reacciones y emociones que no fueron experimentadas en su momento y en común acuerdo a la magnitud del estímulo recibido, permaneciendo latentes en la psique del individuo.

Como ejemplo podemos citar a una persona que haya sido objeto de violación, en adelante podrá experimentar dificultades de intimar con su pareja, aún cuando ésta ultima le demuestre afecto y aceptación genuina e incondicional.

Funcionalidad Neurótica Patológica: Personas muy sensibles a las circunstancias ambientales, presentan patrones de inestabilidad generalizada en sus relaciones interpersonales, autoimagen, afectividad y pensamiento, con notable impulsividad y polarización. Por ejemplo, aquella persona que experimenta celos patológicos hacia su pareja (o algo más ilustrativo, las tramas que se presentan en las telenovelas).

Funcionalidad Psicótica: Se caracteriza por una distorsión o pérdida de contacto con la realidad, presentando ideas delirantes, alucinaciones y lenguaje o comportamiento desorganizado; una genuina alteración en la verificación de la realidad. Corresponde aquí a ejemplificarlo con los trastornos esquizoafectivo y esquizofrenia.

No está de más concluir con la anotación de que toda experiencia psicológica, sean estos sentimientos, emociones, pensamientos y/o creencias, son manifestadas u operacionalizadas a través de la conducta humana.

 

REFERENCIAS:

  1. Preston, John: Terapia Breve Integradora España, Editorial Desclée de Brouwer, S.A., 2003, 239 páginas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: